tips rodillas ejercicio

Tips para cuidar las rodillas en el entrenamiento

Uno de los dolores más comunes a la hora de hacer ejercicio es el de las rodillas. Aquí te damos unos tips para cuidar las rodillas en el entrenamiento.

Esta entrada será dedicada especialmente para aquellas personas que dejaron de ir al gym porque no se podía aguantar el dolor de rodillas después de hacer sentadillas. También para los miedosos, que tras el primer dolor prefirieron hacer otra cosa, como dejar de comer o cuidarse sin necesidad de ejercitarse. La idea es que se den cuenta de que siguiendo estos tips pueden evitar el dolor. Sigue estos tips para cuidar las rodillas en el entrenamiento. Ánimo, lo que quieres ser lo puedes lograr.

Mira también: Beneficios de la creatina

Debe ser frustrante ver un feed de Instagram como el de Smart Muscle y sentirse frustrado por ver la cantidad de cuerpos tan perfectos, pero sentir que no se puede llegar a ser así por culpa de los dolores que causan el ejercicio mal hecho. Queremos motivarte a intentarlo y si tus excusas son los dolores de rodilla, tan comunes en el entrenamiento, estos diez tips debes seguir.

10 tips para cuidar las rodillas en el entrenamiento

Lo primero es que entrar en calor y elongar suavemente antes de comenzar el entrenamiento, es clave. Eso ayuda a la articulación de las rodillas porque aumenta la circulación de la sangre y asegura que el músculo y los ligamentos estén más sueltos. Esto reduce la tensión en el tendón y la presión sobre la rodilla se afloja.

Te puede interesar: Crea Tomic, ¿qué es y para qué sirve?

Segundo, debes desarrollar un balance muscular. Es decir que lo recomendado es entrenar los músculos del tren inferior para reducir la cantidad de fuerza que deben doportar tus rodillas. Es muy relevante que se pueda mantener una relación entre fuerza de cuádriceps-isquiotibiales, con el objetivo de proveer un nivel de estabilización y fuerza a la articulación de la rodilla.

En tercer lugar, hay que evitar excederse. Entrenar más de entrada no te va a dar mejores resultados, todo lo contrario, se pueden terminar lastimando articulaciones por sobreuso y por acumulación excesivas de trabajo sobre las rodillas. Debes planificar tu entrenamiento a un ritmo dosificado.

Mira también: Sencilla receta de waffles con proteína

Es muy mala práctica, como cuarto punto, incrementar incrementar rápidamente la intensidad del entrenamiento. Debes tratar que el cuerpo se adapte de forma gradual y progresiva a las demandas de nivel superior. Hace mucho ejercicio y en velocidad, es un gran error que termina generando dolores en las rodillas.

Quinto, es una gran idea proteger lo pies. Estos impactan en el piso con fuerza mientras hacemos actividad física y esto puede tener un efecto negativo en las rodillas. Debes revisar que los zapatos te queden perfecto, ni muy grandes ni muy pequeñps y que las zuela sea la indicada para el tipo de ejercicio que estas practicando.

Mire también: Consejos para evitar lesiones en el gym

Cinco tips finales para cuidar las rodillas en el entrenamiento

En sexto lugar, es clave variar el modo o la manera en la que entrenas. Es bueno que utulices diferentes podalidades para evitar esas repeticiones que lastiman a los mismos huesos o músculos.

Séptimo, es clave ser consiente de las fuerzas excesivas sobre la rodilla, por eso si tu mismo sientes que es mucho peso, o que la rodilla está yendo al límite, es clave parar a tiempo y modificar la rutina. Por ejemplo, impactos como bajar escaleras o hacer saltos bruscos.

Te puede interesar: La clave de estirar antes y después de entrenar

Como octavo consejo, es importante usar los equipos de entrenamiento en forma adecuada. Por ejemplo, si vas a usar una bicicleta de spinning, pon la silla a la altura indicada, que la posición que elijas sea la correcta o esto mismo aplica a la hora de hacer saltos o entrenamientos predeterminados. Debes asesorarte de un entrenador personalizado antes de lanzarte al agua.

Para ir terminando, te recomendamos dos tips finales: escuchar a tu cuerpo. El dolor da señales y esas señales no se pueden ignorar. Y mantener un peso corporal adecuado. El sobrepeso puede incrementar el riesgo de lesiones en las rodilla que después sean difícil de superar.

Mira también: La importancia de la calidad en los suplementos que consumes

Deja una respuesta